COMITES

PROYECTO DE FORMACIÓN PARA ALUMNADO MENTOR

Cuando pensé en este proyecto, para formar a alumnos/as mentores, lo primero que me hice fue un mapa mental que me permitiera, tal y como lo he hecho en otras ocasiones, visualizar, o al menos intentarlo, qué era lo que realmente yo quería ofrecer a los centros educativos.

Ese mapa mental, lo primero que me sugirió fue un nombre, un título, una palabra de la que partir e intentar darle forma a la propuesta.

Como tantas otras veces, también aquí se me ocurrió acudir a las tan mal llamadas lenguas muertas. De ahí al latín, prácticamente desaparecido de nuestro sistema educativo, para desgracias de muchos (yo diría que de todos).

De esta lengua elegí la palabra Comites que significa, acompañantes.

Por otro lado, la palabra mentor proviene de la mitología griega. Aparece concretamente en La Odisea, cuando Ulises decide ir a la guerra de Troya y encarga a su amigo Mentor la educación de su hijo Telémaco. Desde entonces, esa palabra se asocia al papel de consejero, sabio o asesor.

Todo cuadra, indagando en nuestras lenguas extintas, encontramos el sentido que queremos darle al proyecto: formar a sabios, a consejeros, que sean capaces de facilitar la estancia a otros compañeros y compañeras desde el acompañamiento más respetuoso.

¿PARA QUÉ “COMITES”?.

Por mentoría se entiende la relación establecida entre una persona con mayor experiencia en un ámbito (mentor) y otra con menor o ninguna experiencia (mentorizado) con el objetivo de facilitar y desarrollar sus competencias y socialización.

Para ello, desde Comites propongo como objetivos:

  • Proporcionar información y apoyo en los períodos de transición al alumnado de nueva incorporación.
  • Servir de alternativa real y cercana a las necesidades del mentorizado.
  • Desarrollar procesos eficaces de acompañamiento para la adquisición de competencias que puedan ser transferidas a los distintos ámbitos del desarrollo (personal, social y educativo).
  • Proporcionar orientación, asesoramiento y refuerzo al alumnado mentorizado.
  • Ayudar a superar las exigencias o demandas en un contexto concreto y nuevo para ellos/as.
  • Facilitar su desarrollo personal y social: mejorar la autoestima, promover las relaciones interpersonales y la participación.
  • Desarrollar una mayor implicación, compromiso y colaboración entre los miembros del centro.

De forma global, con la formación proporcionada, el alumnado mentor adquirirá una serie de competencias que le facilitarán su labor:

  • Competencia cognitiva: conocimiento tácito e informal adquirido por experiencia.
  • Competencia funcional: habilidades y saber hacer.
  • Competencia personal: saber comportarse en un rol o situación determinada.
  • Competencia ética: implica un comportamiento coherente con lo que se siente, lo que se dice y lo que se hace.

METODOLOGÍA:

En el proyecto participarán los alumnos/as mentores, que recibirán la formación específica; el alumnado mentorizado, los de nueva incorporación al centro; y el profesorado tutor.

Una vez tengamos a los usuarios participantes, estos recibirán una formación teórico práctica, utilizando para ello herramientas del coaching grupal; storytelling, rueda de la vida, escalera de inferencias, técnicas de PNL (Programación Neurolingüística),…

El Curso se llevará a cabo durante dos o tres jornadas, dependiendo del centro, preferentmente al inicio del curso, con la idea de que el alumnado mentor esté formado lo antes posible.

Además, a lo largo del curso académico se hará un seguimiento de los resultados que se van obteniendo a modo de feedback.

Siempre me ha interesado la ESCUELA, así con mayúsculas. Lo que se gesta dentro y lo que los demás podemos hacer desde fuera. Por ello y para ello, soy miembro de la Asociación Española de Coaching Educacional y Familiar (AECEF). Contribuyamos a llegar a nuestra Ítaca.

(…)

Ten siempre a Ítaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Ítacas”.
(Cavafis)

 

SOLICITA INFORMACIÓN

Imprimir Correo electrónico