Sesiones de coaching

La poesía me inspira. Así es. En cualquier ámbito de mi vida, ya sea en lo personal o en lo profesional, siempre tengo a mano, algún verso, algún texto poético que va conmigo, que hace que se produzca ese insight, ese entendimiento que me ayuda a crear nuevos proyecto o nuevas propuestas de vida.

¿Qué ofrezco en mis sesiones de Coaching? Principalmente, un acompañamiento respetuoso a la persona que confía en mí, para desde ahí ayudarle en la resolución del conflicto que quiera resolver, en la búsqueda de aquello que le inquieta o en la aceptación de la situación que le está tocando vivir.

Para trabajar con mis coachees o clientes, me gusta utilizar la metáfora del kintsukuroi, el arte japonés que consiste en recomponer lo que se ha roto. Si una pieza cerámica se rompe, la reparan rellenando sus grietas de oro para que resalten. De este modo, una pieza reconstruida es símbolo de fragilidad, pero también de fortaleza y de belleza.

¿Cómo y para qué realizar un proceso de Coaching?

El Coaching es un proceso de acompañamiento, que te permite ver dónde estás y hacia dónde quieres ir. Mediante la conversación podemos llegar a desbloquear decisiones no tomadas, motivarnos para conseguir nuevos logros, liderar nuestra propia vida, tanto en aspectos personales como profesionales, siendo conscientes de nuestras fortalezas y debilidades y usándolas siempre en nuestro beneficio.

“ME TAPO.
Porque el dolor es
como la ropa interior.
A veces se transparenta”. María Leach

Seguramente lo que me ha pasado no es lo que quería, pero si estás en paz, serás capaz de conectar con tu esencia y ver lo que has aprendido. A través de un proceso de coaching aprendemos a ser resilientes, a visualizarnos como una esponja que es capaz de volver a su forma natural una y otra vez, pero también a aceptar que, si alguna vez no sucede así, eso también está bien, nos aceptamos. Confío en mí y en la vida. Lo único que tengo es lo que nadie me puede arrebatar, todo lo demás es prestado.

El coaching es un aprendizaje que requiere transformación personal, tomando conciencia de los recursos de los que disponemos y desmontando las creencias que a veces nos limitan.

Cuando se inicia un proceso de Coaching, se establece un compromiso de colaboración en el que se concretan los objetivos que se quieren alcanzar, y se diseña el plan de acción que permita conseguirlos; todo ello basado, en una relación de confianza, sinceridad, honestidad y confidencialidad.

Las sesiones podrán ser presenciales en mi consulta, por Skype o en el propio domicilio de la persona que lo solicite, siempre que se den las condiciones necesarias para ello.

Los procesos son personalizados y se trabaja en sesiones individuales cuya duración se establece entre 60 y 90 minutos aproximadamente. El número de sesiones dependerá de los objetivos a trabajar, la motivación y la implicación del coachee.

Imprimir Correo electrónico